Que no estaba muerto, que estaba de parranda

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena así que más de 5 meses después vuelvo por aquí. Ideas renovadas, nuevos puntos de vista y un cuatrimestre menos en nuestras vidas con un aroma a sopa de patata impregnando el ambiente gracias a Ana (L).

Intentaré volver a la actividad de forma más constante, en parte ayudado por un fichaje de invierno llegado a esta isla que me ayudará como colaborador. Próximamente escribirá su primera entrada y se presentará él mismo

Chipre y los chipriotas. Tradiciones (I)

Bueno, ya va tocando un poco de cultura general, que no todo va a ser playa y fiestas en esta vida, muchachos.

Por Chipre ha pasado todo el mundo y todos han dejado su granito de arena. Los últimos fueron: la República de Venecia, el Imperio Otomano y el Imperio Británico hasta 1960, cuando obtuvieron la independencia. Pero a pesar de ello, siempre ha sido un país muy ligado a Grecia cultural, social y económicamente, incluso han llegado a coquetear con la enosis. Incluso hoy en día es bastante curioso el hecho de que sea difícil ver una bandera de Chipre sin otra que le acompañe, la Griega si estamos en la parte sur, y la turca acompañando a la de la República Turca del Norte de Chipre si estamos en la parte norte ocupada.

Chipre-GreciaRTNC-Turquía

 

 

 

 

La mayoría de los chipriotas no son chipriotas. O son griegos o son turcos, pero pocos habitantes se definen a sí mismos como chipriotas exclusivamente sin ayudarse de los apellidos greco- o turco-. Obviamente tienen influencias de esos dos países, pero también de muchos otros que les hacen diferentes a ellos. Desde fuera da la sensación de que se sienten más orgullosos de la cultura y las tradiciones griegas que de las suyas propias, y eso que después del paso de todas esos grandes imperios, y de la mezcla de todos ellos con las propias tradiciones chipriotas tienen bastante fondo de armario propio para andarse con esas. Pero vamos, que los chipriotas son ellos. Allá vamos con algunas tradiciones, que se hace tarde:

  • El frappé, por ejemplo que es una herencia directa griega y que es algo así como la bebida nacional de ambos países. El clima cálido y que esté bien fresquito también ha influido en su popularización y hoy en día creo que habrá pocos chipriotas que no se tomen al menos uno al día.
  • En España los abuelos juega a las cartas o al dominó; en Chipre juegan a las cartas (poker) o al backgammon. En realidad juega todo el mundo: en las cafeterías, en la universidad, en un banco… siempre acompañados de un buen frappé, el sitio es lo de menos. No sé si vendrá de la época en la que eran colonia británica o ya venía de antes, pero si que sé que quiero aprender a jugar.
  • Los gatos. ¿Qué pasa en este país con los malditos gatos? ¡Están por todas partes! En los árboles, entre las mesas de los restaurantes, cruzan a la parte norte sin visado… son los verdaderos dueños del país. Todo el mundo les da comida y los trata bien; pero no son tontos y no se van con nadie, que todos sabemos que los gatos van a lo suyo y no se casan con nadie. La historia creo que dice que antiguamente había muchas serpientes (?¿) en la isla, y una reina mandó traer un barco lleno de gatos para arreglar el problema y aquí se quedaron, hasta hoy.

En el próximo capítulo hablaré sobre comidas y bebidas típicas, que son muchas!

Hay que ponerse al día (espíritu erasmus)

1382397_10202275382154099_937611480_n



Justo hace una semana estuve en la embajada española en Chipre que organizaban una fiesta por el Día de la Hispanidad. Corrían rumores de que habría jamón, tortilla y demás manjares así que no se podía faltar (algunos ya habréis visto que cumplieron con su parte del trato).
Pero bueno, eso os lo contaré otro día, que llevamos (más de) un mes de retraso y aún hay muchas cosas en el tintero.

Después de haber cumplido el primer mes por aquí, si me piden que haga una valoración tanto del país en general como de la experiencia erasmus, se me ocurren algunas cosas:

  • Empezamos por las malas, que de momento sólo es una y así lo dejamos zanjado de primeras.
    La burocracia y el papeleo es una mierda en España, en Chipre y en Pekín.
    Contrato de estudios, learning agreement, hablar con profesores, con coordinadores… Eso, que una mierda. Aunque bueno, yo prefiero verlo como el precio a pagar por pasar un buen año.
    Ala ya está, no se me ocurren más. Pocas, no?
  • Las buenas, al contrario, son muchas:
    “¡¿Te vas a Chipre?! ¡Pero si ahí están en guerra!”o “¡Eso está al lado de Siria!” fueron algunos de los comentarios estrella de los meses antes de llegar aquí. Os confirmo que no, que no están en guerra.
    Casi todos los chipriotas con los que me he topado son majísimos, dispuestos a ayudarte en todo lo que puedan y siempre con una sonrisa en la boca. Nicosia es una ciudad tranquila, muy activa (más de lo que me esperaba; siempre hay algo que hacer) y donde es muy fácil vivir. Como en la otra punta, creo que aquí tampoco nadie es forastero.
    Llegas a un país diferente, sin conocer apenas a nadie, estando todos igual de perdidos y cambiamos la actitud. A mejor, claro. Y así todo es más fácil: todo el mundo es más abierto, más agradable, más simpático, más ,más, más… Que la vida puede ser maravillosa, vamos. Ojalá tuviéramos esta actitud más a menudo, no sólo cuando nos viéramos “obligados”. Una oportunidad perfecta para conocer muchísima gente, muchísimos países y culturas diferentes, descubrir otras ciudades, otras comidas, otras bebidas, otra forma de ver las cosas…
    Otras maneras de vivir, en definitiva, de la que esperemos aprender muchas cosas buenas.
    Y alguna mala también (aunque pocas).

Viaje de ida

Durante todo el verano parecía que el día del viaje no iba a llegar nunca, pero claro que acabó llegando!
Y aquí estamos Paula, mi compañera de viaje, y yo en Girona dispuestos a coger el vuelo hacia Pafos, después de pasar tooodo el día en la carretera.
Aeropuertos Chipre
Para llegar a Chipre tienes dos opciones factibles, y una tercera sólo apta para aventureros. Pafos (morado)  y Lárnaca (verde) son los dos  aeropuertos situados en la zona sur de la isla, en la República de Chipre. Que yo sepa, desde España el único vuelo directo es Girona-Pafos con Ryanair. Si quieres volar a Lárnaca, que está más cerca de Nicosia, ya te tocará andar con escalas, noches en aeropuertos…

La tercera opción es volar a Ercan (naranja), que está situado en la zona norte de la isla (República Turca del Norte de Chipre), pero sólo se puede volar a Ercan desde Turquía y Azerbaiyán. Los vuelos Turquía-RTNC son bastante baratos así que seguramente si lo planificas bien y con tiempo suficiente salga mejor que volar a la parte sur.
Los problemas llegarán cuando tengas que cruzar la frontera y pasar a la República de Chipre para registrarte como erasmus y hacer todo el papeleo burocrático, ya que la República de Chipre no reconoce la parte norte como país, sino como territorio ocupado.
Nosotros nos decantamos por lo fácil y volamos a Pafos, así que si alguien ha volado o va a volar a Ercan, que nos cuente la experiencia!
Y nada más llegar ya  tuvimos nuestra primera sorpresa positiva de nuestro país de adopción: llegamos una hora antes de lo previsto por eso del cambio horario. Es una bobada, sí, pero entre los nervios de llegar a un país nuevo y que estás más perdido que la leche, pues cualquier cosa te alegra el día. Debe ser el espíritu erasmus.

Esto no ha hecho más que empezar!

Pues oye, que estoy de erasmus en Chipre!
Ya desde que supe que me vendría para aquí pensé en Adrián y en su adrianensuecia.wordpress.com. Bueno, en realidad pensé más en copiarle la idea, lo admito. (Aún podéis echarle un vistazo, que escribió sobre cosas muy chulas!)
Y nada, que me apetecía abrir un blog para ir contando batallitas a quien le apetezca leerlas. Y ya que me tocó un destino digamos “exótico”, pues mejor que mejor. Con un poco de suerte, igual hasta descubrimos todos un par de cosas

Y dejamos atrás la primera entrada de trámite; un poco para lanzarme a escribir (ahora ya no hay marcha atrás) y otro poco como inauguración, así que un saludo a todos los que llegasteis aquí y gracias por leerme!